es
Los detalles, Dios y el diablo

Los detalles, Dios y el diablo

Interiorismo

El arquitecto Mies Van der Rohe nos dejó en plena década de los 50, la época dorada del interiorismo, uno de los legados más importantes de la arquitectura y el diseño de interiores. Aseguraba que Dios está en el detalle mientras seguía una de las estéticas más reivindicativas del siglo XX: el Movimiento Moderno. Se dejaba atrás la decoración renunciando a elementos fundamentales de estructura y proporción en la arquitectura, para dejar paso a una simplicidad más profunda.

Asegurando que Dios está en el detalle, Mies hacía apología de la Belleza y le daba importancia a la armonía en el espacio, pero sobre todo glorificaba la sublimidad del detalle bien acabado.

Como les sucede a la mayoría de interioristas y arquitectos, mi fascinación por Mies Van der Rohe y por su legado me ha hecho valorar los pequeños detalles en todos mis proyectos de interiorismo, embebiéndome de la personalidad de cada espacio.

INDAStudio INTERIORISMO BARCELONA

En su papel antagónico, un proverbio de origen alemán consideraba que El Demonio está en el detalle, asegurando que los errores se encuentran en las pequeñas particularidades, aunque éstas parezcan insignificantes, conteniendo problemas ocultos para el ser humano. Para mí, el detalle es lo que distingue de todos los demás aquel diseño al cual se ha prestado atención. Es el resultado de la unión y armonización de pequeñas piezas lo que genera una gran composición.

En nuestro trabajo no hay frase más significativa que la de que los detalles marcan la diferencia. Y es que éstos convierten un espacio a simple vista sencillo en un lugar con personalidad, ofreciéndole genialidad a una pieza de arte o a un diseño y haciéndolo perfectamente identificable, pero a la vez arduamente imitable. Trabajar en los detalles de un diseño, aportándole cuidado y mimo, nos permite diferenciarlo de otro, dándole una expresión concisa que suele ser más memorable y duradera en el tiempo.

EME Catedral Hotel - INDAStudio - Interiorismo BarcelonaSon los diseños y la arquitectura que permanecen en el tiempo las verdaderas obras maestras. Piezas, muebles e interiorismo que son fácilmente recordados y reconocibles y que consiguen traspasar las fronteras del tiempo y del espacio para ser recordadas tiempo después de haberse creado.

El ser humano tiene una manera muy peculiar de observar los detalles en la arquitectura y el interiorismo. El subconsciente hace muchas veces que un trabajo nos llame la atención, que no pase desapercibido para nosotros, aunque en ocasiones un detalle no sea considerado siquiera bello.

“Me resulta inevitable pensar en las grandes obras reconocidas por cientos y cientos de miradas diferentes, aunque no todas tengan el mismo conocimiento sobre arte o sobre el significado de la belleza. No me cabe duda de que estamos educados para apreciar y disfrutar de la belleza, aunque sea de manera inconsciente. Y es que aunque se diga que ésta es subjetiva, nuestros ojos saben admirar el detalle y las vibraciones que un cuerpo, un objeto o un espacio nos transmiten.”

INDAStudio INTERIORISMO BARCELONA

Los años de experiencia me han hecho reflexionar una y otra vez sobre la misma cuestión: ¿tendremos los humanos un sexto sentido capaz de percibir la belleza del detalle más allá de la vista, una percepción o sensibilidad que nos permita diferenciar cuáles son los rasgos más hermosos? Sigo pensando que la respuesta es afirmativa…


Post Your Thoughts